La importancia de la ESTANDARIZACION para la generación de una CULTURA TURISTICA


La importancia de la ESTANDARIZACIÓN para la generación de una CULTURA TURÍSTICA


Cuando las organizaciones quieren diferenciarse y obtener una ventaja competitiva, la orientación hacia la calidad en la gestión y resultados se convierten en factores decisivos. La palabra calidad total es entonces como una condición más que necesaria para alcanzar el éxito, constituye una importante ventaja competitiva, sobre todo al hablar de servicios, tal es el caso del sector turístico. Por ello, debemos promover la importancia de la ESTANDARIZACIÓN de la calidad del servicio en el sector. Los servicios del sector turístico son bienes con un alto componente intangible, es decir, al prestar un servicio el cliente no recibe nada, simplemente vive una experiencia, esto lo hace más complicado calificar a la hora de contratarlo. Además la calidad del producto ofrecido, por ser intangible, no podemos saber de antemano que el mismo será de nuestra satisfacción. Por lo tanto usamos el servicio y después evaluamos. A esta dificultad de la intangibilidad debemos sumarle que el término calidad es difícil de definir y las implicaciones en su gestión dependerán en muchos casos del sector al cual se pertenece, del país, de la región e incluso de la persona que recibe el servicio. A través del establecimiento de estándares, la calidad deja de ser un término vago para convertirse en acciones específicas, medibles y con directrices claras. Pero para establecer dichos estándares lo más importante que se debe conocer son las expectativas de los clientes, en nuestro caso de huéspedes, comensales, turistas, etc. Para que el sector sea bien percibido tanto por los turistas como por el resto de la sociedad, debemos trabajar juntos por una “homologación” de los estándares de calidad que ofrecemos. El mantenimiento de las instalaciones, la acogida, la estancia, la limpieza, la seguridad, el impacto medioambiental e incluso la comercialización son factores que se deben tomar en cuenta a la hora de establecer los parámetros que rigen la calidad del servicio. La estandarización de una serie de normas en la gestión de la calidad que sean aplicadas por todos permite profesionalizar al sector, ganando la confianza de la comunidad y los turistas generando una CULTURA TURÍSTICA. Para que esto suceda debemos trabajar unidos y en todos los frentes para conseguir nuestra sostenibilidad y avanzar en la profesionalidad.

Entradas recientes
Entradas destacadas
Archivo