AIRBNB, REVOLUCIÓN DEL ALOJAMIENTO POR PLATAFORMAS


En 2007, ante la falta de oferta hotelera durante un congreso en San Francisco (Estados Unidos), dos de los fundadores de la web compraron tres colchones hinchables (airbed, en inglés) y ofrecieron en su casa alojamiento y desayuno (bed & breakfast, b&b) a través de una web. Así nació Airbnb, compañía estadounidense que hoy está presente en 190 países (34.000 ciudades).

Airbnb es un mercado comunitario para publicar, descubrir y reservar viviendas. La idea básica es muy simple: ofrecer por poco dinero habitaciones (o apartamentos) privados.

Todos sabemos que crecen a marchas agigantadas los usuarios de este tipo de servicios. Quince millones de personas han utilizado Airbnb en el 2014 en el mundo.

Alojarse con Airbnb suele ser, sobre todo, cuestión de jóvenes. La media de edad de los usuarios que se alojaron es de 36 años.

La clientela de los hoteles 3, 4 y 5 estrellas no suelen usar Airbnb, ya que ofrecen servicios, comodidades e instalaciones que no se esperan en una casa particular. El impacto mayor lo recibe los hoteles categorías inferiores y las inmobiliarias que se dedican al alquiler de alojamientos por temporada.

Dos destinos de referencia como Londres y Ámsterdam, y también Hamburgo, o las estadounidenses Portland y San Francisco, han aprobado normativas para fomentar el uso de Airbnb. Hay otros que los están regulando aplicando multas como la ciudad de Cataluña. Sin embargo, varias ciudades de Estados Unidos están intentando limitar el uso de la plataforma, entre ellas Nueva York, Nueva Orleáns y Malibú, lo mismo que la canadiense Montreal, o Berlín.

Entradas recientes
Entradas destacadas